Consersatorio virtual: Pueblos indígenas deben reflexionar sobre su autonomía y revalorar sus territorios

Coharyima, 18 de julio 2020.- La pandemia no solo está afectando la salud sino la educación, vigilancia territorial y la economía de la población indígena, aunque también nos está llevando a reflexionar sobre la importancia de nuestro territorio.

Así lo señalaron líderes de las Naciones Harakbut y Wampis durante el Conversatorio Virtual: “Organización, Autonomía y Resistencia frente a la Pandemia Mundial COVID 19”, organizado por Coharyima el pasado 18 de julio.

ASESOR JURIDICO

El asesor jurídico y especialista en temas indígenas, Gil Inoach afirmó no saber cuántos hermanos indígenas murieron desde el inicio de la pandemia en nuestro país, pero señaló que fueron tres los factores que ocasionaron la propagación del virus entre la población indígena: la migración, el bono anunciado por el gobierno y la distribución de víveres.

Cuestionó el anuncio de combatir el virus casa por casa, pues en la Amazonía hay 2,500 comunidades nativas y un promedio de 125 mil viviendas, “ustedes creen que el estado va a llegar a todas si ni siquiera se capacita a los promotores de salud”, se preguntó.

El virus no solo está afectando la salud de los pueblos indígenas sino política, social y culturalmente y una de las consecuencias es que la frecuencia de vigilancia de los territorios indígenas va a disminuir, lo que va a ser aprovechado por los invasores, narcotraficantes, mineros ilegales ahora que la onza de oro ha subido a 1700 dólares, añadió.

También cuestionó la fuerte dependencia de los pueblos indígenas hacia los mercados de afuera e invocó a los mismos líderes que están pidiendo bonos a que comiencen a reflexionar.

Estoy seguro que la pandemia no hubiera afectado a los pueblos indígenas si fuéramos capaces de ejercer nuestra propia autonomía y gobernanza territorial, concluyó.

NACIÓN HARAKBUT

Miguel Visse Mani, coordinador de la Nación Harakbut, recordó que los pueblos indígenas han sido víctimas de invasiones y sufrido etnocidios con enfermedades como la viruela y el sarampión y que ahora el Estado solo se ha dedicado a sacar decretos.

Afirmó que las comunidades no tienen acceso a los medios de comunicación, y no es lo mismo la educación virtual con la presencial. Pidió poner énfasis en la medicina tradicional y que se de apoyo a los promotores comunales.

NACIÓN WAMPIS

Shapióm Noningo, en representación de la Nación Wampis dijo que estamos dependiendo de “papá gobierno” y nos hemos convertido en grupos exigentes, esperando que el gobierno asuma todo y las consecuencias de esa dependencia se están viendo ahora.

La pandemia nos ha desnudado en todos los sentidos. Estamos asumiendo comportamientos típicos de la ciudad y ya no estamos valorando la chacra, tampoco existen los sabios curanderos solo prácticas mañosas de magia negra, por eso estamos flacos, débiles, sin fortaleza.

“Sino reconstruimos nuestra autonomía los pueblos indígenas van a desaparecer. Un pueblo ejerciendo su autonomía valora sus bosques, educa a su gente. Ese pueblo va a ser fuerte y no va a depender de Qali Warma”, exclamó.

LA VOZ DE LA MUJER

María Elena Irey Taña, del pueblo Harakbut y de la comunidad nativa de Barranco Chico sostuvo que la pandemia no solo ha tocado la salud sino los demás derechos de los pueblos indígenas, pero lo importante es que nos ha hecho reflexionar sobre la importancia de nuestro territorio, de nuestros recursos naturales, fuente de vida y a ser solidarios. “Nos hemos refugiado en nuestro territorio y como comunidad nos hemos organizado para protegernos de la pandemia”.

Hizo un llamado para que los jóvenes no solo sean críticos ni observadores sino actores. “Yo invito a que valoremos nuestra cultura y no seamos ajenos a los que sucede en nuestras comunidades”, aconsejó.