Entregan plan de vida plena a comunidad nativa Masenawa

Tras un trabajo participativo entre los comuneros de Masenawa y el equipo técnico de Fenamad y Coharyima, se entregó el plan de vida de dicha comunidad. Uno de los objetivos que se detallan en el documento es proteger el territorio ancestral de la población indígena.

Coharyima, 20 de noviembre, 2018.- Los miembros de la comunidad nativa Masenawa, que forma parte de las bases del Consejo Harakbut, Yine y Matsiguenka (Coharyima), recibieron el plan de vida plena de su comunidad.

Durante la entrega del documento, la presidenta de la comunidad, Carmen Irey, resaltó su importancia, señalando que fue fruto de un trabajo participativo entre los comuneros y el equipo técnico de la Federación Nativa del río Madre de Dios y Afluentes (Fenamad) y de Coharyima.

“El plan de vida nos va a servir para realizar diversas actividades en favor de nuestra comunidad (…) Este documento no es solo para nosotros. Va a quedar como herencia para los jóvenes”, indicó la lideresa perteneciente al pueblo originario Harakbut.

En este sentido, los representantes indígenas de Fenamad y de Coharyima, Eusebio Ríos y Marisabel Dumas, respectivamente, felicitaron el esfuerzo de la comunidad. Asimismo, coincidieron en que el siguiente paso será la implementación del plan con el apoyo de las organizaciones indígenas y del gobierno local y regional.

  

Sobre el plan de vida

La ingeniera forestal Andrea Aucahuasi, quien participó en la construcción del escrito, informó que el plan de vida de Masenawa tendrá una vigencia de 5 años. Además, sostuvo que representa un diagnóstico social y económico de esta comunidad.

De esa manera, en el documento se presentan los mapas sobre la ubicación, la zonificación y las amenazas del territorio comunal. Dentro de los objetivos prioritarios de los comuneros y comuneras, que también están detallados en el plan, resaltan la protección de su territorio ancestral y la conservación de sus conocimientos ancestrales.

Cabe mencionar que la entrega del documento se realizó el 19 de noviembre en la maloca turística de la comunidad. Su elaboración contó con el apoyo del proyecto “Estrategia indígena para la acción de climática en el bosque de Madre de Dios”.