Migrantes del VRAEM están deforestando grandes extensiones en el Manu

Coharyima.- Ante la vista y paciencia de las autoridades regionales, concesionarios forestales en el Manu estarían permitiendo que migrantes del VRAEM realicen actividades ilegales como tala y el cambio de uso para chacras deforestando grandes extensiones de bosques primarios.

Así denunciaron en pronunciamiento público comunidades nativas como Masenawa, Boca Isiriwe y Puerto Azul y sus organizaciones indígenas Fenamad, Coharyima, y Eca Amarakaeri en reunión a la que invitaron a los funcionarios de la Dirección Regional Forestal y de Fauna Silvestre, Osinfor, Fiscalía Especializada en Asuntos Ambientales y a la División de Ecología y Medio Ambiente de la Policía Nacional, pero a la que lamentablemente no asistieron.

Un número impreciso de migrantes han ingresado a las áreas de las concesiones Turbina SAC con contrato N| 17-TAM/C-J-031-02 y de Edwin Tello Gonzales con contrato N| 17-TAM/C-J-057-02 y también están deforestando cerca a las riberas del río Madre de Dios.

Las comunidades nativas antes mencionadas están solicitando desde el año 2014 la ampliación de sus territorios para protegerlos y conservarlos, más aún estando la Reserva Comunal Amarakaeri, reconocida por a UICN-Unión Internacional de Conservación de la Naturaleza, como territorio con alto estándar de conservación en el mundo.

“Los pueblos indígenas son los primeros que estamos cumpliendo con los acuerdos internacionales que el Estado ha firmado referente a la mitigación y a la adaptación al cambio climático”, se lee en el pronunciamiento.

Frente a estos hechos, las organizaciones indígenas encabezadas por Fenamad exigen al gobierno regional y a la dirección competente tomar con seriedad este problema y dar trámite al pedido de las comunidades nativas para salvaguardar estas áreas que están siendo depredadas por actividades ilegales.