Productores en Manu afectados por el bajo precio del plátano

Coharyima.- El alcalde provincial del Manu, Reynaldo Rivas Dávila recibió la inquietud y preocupación de un grupo de hermanos indígenas de la comunidad nativa de Shintuya afectados en sus ingresos y economía familiar por el bajo precio del plátano.

“Lo que pagaban 12 soles por un racimo de plátano, ahora solo pagan siete, los compradores se han ido a Quillabamba donde hay mejor producción, es más barato y de calidad”, señaló el burgomaestre.

Esto se debería a que no se está trabajando adecuadamente, no se están fertilizando los suelos que ya están cansados y no se está dando un manejo tecnificado a esta actividad.

“Qué pasa en las comunidades, tenemos 12 hectáreas que no podemos trabajar, a lo mucho se saca de dos”, dijo el burgomaestre quien llamó a los agricultores a reflexionar. “Si tenemos que trabajar en dos y fertilizar el suelo hay que hacerlo”.

Indicó que para revertir estos malos resultados la única alternativa es la del gobierno regional en donde existe un expediente técnico de siete millones de soles con manejo tecnificado. Además propuso que a través de ProCompite se le de valor agregado a este producto.

Los comuneros, principalmente de Shintuya en la parte alta de Madre de Dios, venden el plátano a comerciantes que llegan desde Cusco. En el último año, la demanda ha descendido debido a que los compradores han preferido migrar a Quillabamba.

Estas comunidades son base de Coharyima, de ahí la preocupación de la junta directiva para que haya un compromiso formal de las autoridades a fin de brindar asesoramiento técnico y comercial a nuestros hermanos indígenas, quienes como se sabe, no cuentan con los suficientes ingresos económicos para mejorar su calidad de vida.